Para transformar el aspecto de tu hogar no siempre hacen falta grandes obras que generan elevados costes y molestias. En ocasiones, pequeñas intervenciones muy sencillas pueden crear un efecto sorprendente.

Pinta tu vivienda

Si has tomado la decisión de renovar el aspecto de tu vivienda, uno de los factores imprescindibles a los que puedes recurrir con éxito es cambiar los colores de las paredes. Si las paredes se encuentran en buen estado, podrás pintar encima sin tener que interrumpir excesivamente el día a día, aunque siempre conviene limpiarlas antes para garantizar el mejor acabado posible.

A la hora de pintar, lo primero que debes tener en cuenta son los colores que mejor se adaptan a ti y a tu familia, a tu estilo personal y sus distintas propiedades.

Colores neutros 

Si eliges tonalidades claras y neutras como el blanco, beige o grises pálidos –ahora de plena moda–, multiplicarás la sensación de luminosidad y amplitud. Las pinturas oscuras habitualmente funcionan mejor en espacios amplios y que tengan una buena fuente de luz natural.

Tonos fríos y cálidos

Los azules transmiten serenidad, por lo que son ideales en espacios que fomentan el descanso, como salones y dormitorios. El verde, mezcla del azul y el amarillo, es una propuesta equilibrada y muy positiva. Con los amarillos añadirás calidez; eso sí, procura dosificarlo, por ejemplo, en una sola pared. Rojos y naranjas son muy energéticos, úsalos con mesura en dormitorios. En cambio, pueden darle un toque muy vistoso a tu cocina o a la sala de estar.

Adiós al gotelé. Decídete al fin, a eliminar el gotelé de las paredes de tu casa, un recurso muy utilizado en viviendas antiguas que en la actualidad no goza de buena aceptación.

Decora también con la iluminación

Para conseguir un confort visual, aplica tres tipos de iluminación:

General, la que se utiliza para ver y desplazarnos con seguridad.

Puntual, la que incide sobre una zona concreta, por ejemplo, una lámpara de lectura junto al sofá.

Ambiental, la que crea una atmósfera más decorativa y menos funcional.

Otro consejo que te damos es la instalación de sistemas de iluminación LED, ya que reducen la factura de la luz y apenas emiten calor.

Déjate asesorar por los profesionales de Nexdom. Ellos te ayudarán a conseguir un espacio adaptado a tu estilo y que cubra todas tus necesidades.

Pide presupuesto