¿Estás pensando en pintar tu casa nueva o dar un nuevo toque al estilo y al color de las paredes de tu hogar? Si ese es tu caso pero no sabes por dónde empezar para elegir el color ideal de la pintura, que no cunda el pánico. Te echamos una mano con nueve consejos sobre cómo elegir el color de las paredes y no morir en el intento.

¿Necesitas asesoramiento personalizado? ¡Pide presupuesto sin compromiso!

¿Cómo elegir el color de las paredes?

 

Empieza por elegir la paleta de colores que va contigo

Planificar la paleta de colores es muy importante y determinante para el resultado final. A veces es difícil discutir sobre qué colores combinan mejor entre ellos, porque al final, es algo bastante subjetivo. Sin embargo, hay algo que no se puede ignorar y es el efecto que crean los colores al combinarlos y en su conjunto. Además, los colores están asociados a unas emociones, así que conviene saber qué nos evoca cada uno de ellos para acertar en la decisión.

Apuesta por una reforma para crear el hogar perfecto para ti

 

¿Cómo elegir el color de las paredes?

 

¿Has oído hablar de las paletas de color? 

Esta expresión hace referencia a las distintas combinaciones de colores que puedes crear. Lo ideal es que encuentres aquella que te gusta y te hace sentir bien. Son las siguientes:

Paleta de color monocromático

En este caso, usamos diferentes tonos de un mismo color, pero siempre se escoge el tono más claro para la superficie más grande. Recomendable para conseguir un ambiente de calma y reflejar una sensación de unidad.

Paleta de color complementario y análogo

Los colores opuestos también se llaman complementarios y cuando los utilizamos, crean un efecto bastante llamativo. Los análogos, por su parte, son colores que se parecen bastante en la rueda de color y cuando se combinan, dan como resultado un efecto armonioso. 

¿Cómo elegir el color de las paredes?

 

Colores neutros

Con una alta proporción de blanco o negro y perfectos para utilizar como fondo. Una vez tienes la base, siempre puedes añadir detalles más atrevidos y destacar las texturas de los materiales.

Colores acromáticos

Blanco, negro y gris. Una combinación que, en su conjunto, te permite sumar detalles cromáticos.

Más inspiración: los mejores colores para la pintura del dormitorio

 

¿Cómo elegir el color de las paredes?

 

Recomendaciones para elegir el color de las paredes

Ahora, veamos algunas recomendaciones a tener en cuenta si nos preguntamos cómo elegir el color de las paredes.

Decide si quieres paredes con personalidad o neutras

Si quieres dejar el protagonismo al resto de la decoración. En ese caso, elige gamas de colores como el blanco, el beige o el gris.

Valora el espacio

En habitaciones pequeñas o con poca luz, mejor aplicar pinturas de colores claros, porque reflejan mejor la luz y contribuyen a dar más sensación de amplitud. En espacios grandes, pinturas de un color intenso, pueden crear un ambiente más acogedor.

¿Cómo elegir el color de las paredes?

 

Ten en cuenta el tipo de luz que hay en la estancia

Cuanta más luz natural, más se apreciará el color real que hayas elegido. En cambio, con una luz incandescente los colores tienden a un tono más amarillento cálido. Bajo fluorescentes, se verán más fríos y azulados.

Utiliza el color para crear ambientes y estados de ánimo

  • El blanco se asocia a pureza y elegancia. Recuerda qué tipos de blancos hay para las paredes de tu casa.
  • El negro también es muy elegante pero en pequeñas dosis.
  • El gris funciona bien como neutro y da un estilo elegante y sofisticado.
  • El marrón es el color de la tradición y de un ambiente familiar.
  • Los colores fríos, como el azul o el verde, relajan. Además, ayudan a ver más grandes los espacios pequeños. Esto los convierte en ideales para dormitorios, baños y cualquier estancia en general.
  • Las pinturas de colores cálidos, como amarillo, naranja o rojo, son sociables, energizantes y creativas y al mismo tiempo pueden crear sensación de calidez e intimidad. Son colores adecuados para el salón, una habitación de juegos o una oficina.
  • Los violetas inspiran, sobre todo, creatividad, mientras que el rosa es romántico y femenino.
  • El azul en sus variedades puede ser una gran opción si buscas un hogar donde relajarte. 

¡TE INTERESA! ¿Cuáles son los mejores colores para pintar una casa?

 

¿Cómo elegir el color de las paredes?

 

Los muebles y la decoración pueden ayudarte. 

Si tienes dudas, elige un color que ya esté presente en tu decoración. Ya sabes que te gusta y que combina con el resto.

Piensa en el estilo de tu decoración. 

A la hora de elegir una paleta de color, tenemos total libertad. No hay fórmulas exactas, hay veces que incluso combinaciones poco habituales pueden funcionar. Sin embargo, si tenemos un estilo muy concreto, como el industrial o el de inspiración natural, hay colores que encajan mejor que otros. Si optamos por un estilo natural e inspirado en la naturaleza, los colores neutros y los verdes, por ejemplo, son los que encajan mejor con los demás elementos.

Piensa que, sobre la pared, los colores se ven más oscuros. 

Cuando te decidas por uno, elige uno o dos tonos más claros dentro de su paleta de colores.

Utiliza la arquitectura

Si tienes molduras, estanterías empotradas, arcos o columnas, siempre es buena idea utilizarlos para combinar distintos colores. Aprovechar estos elementos a la hora de aportar color es una opción elegante que acentúa tanto los colores en sí como los elementos arquitectónicos de la sala. Lo mismo sucede con los marcos de las puertas y las ventanas.

No olvides el techo

El techo suele ser el gran olvidado a la hora de elegir el color de las paredes. Normalmente, lo dejamos en blanco o lo pintamos del mismo color (si hemos elegido uno neutro), pero una posibilidad original y muy efectiva es hacer justo lo contrario, es decir, pintarlo en ese color que queremos que destaque en lugar de pintar con él las paredes. Esta opción es especialmente bonita si tenemos molduras altas en las paredes y también en el techo.

Pide muestras de las pinturas que te gusten 

Pruébalas en la pared o sobre una hoja blanca bien grande que puedas dejar colgada. Déjalas unos días y valora como se ven en distintos momentos del día. 

Ten en cuenta los acabados

Las pinturas brillantes son poco populares para el hogar. Aunque son más fáciles de limpiar y reflejan más la luz, también pueden ser estridentes. Los acabados en mate se ensucian más, pero disimulan mejor las imperfecciones de las paredes.

Puedes utilizar diferentes aplicaciones de móvil 

Para ver el efecto de un color u otro en tu hogar antes de embarcarte en el proceso de pintarlas.

 

Errores a la hora de elegir el color de las paredes

Ya te hemos dado muchos consejos para elegir el color adecuado para las paredes de tu hogar, pero ¿cuáles serían los errores a evitar? Aquí tienes los más comunes:

  1. No explorar lo suficiente: A veces, la cantidad de opciones nos abruma y acabamos eligiendo demasiado rápido, o sin pararnos a pensar en las posibilidades que nos ofrece nuestra vivienda. Aunque pintar sea relativamente sencillo, no querrás encontrarte con un color que no te acaba de gustar cuando hayas terminado todo el trabajo. Es mejor tomarlo con calma, utilizar distintas muestras de pintura y hacer pruebas.
  2. Pasarse… O quedarse corto: Piensa en los elementos que añadirás a la decoración antes de elegir la pintura de las paredes. Por ejemplo, si tienes una alfombra grande y llena de color, te convendrá elegir un color más neutro.
  3. Olvidarse del primer: El primer es una pintura blanca o de color que se añade a la pared antes de pintarla del color definitivo, y es vital para que el tono que queda sea lo más exacto posible a la muestra elegida, especialmente si ya había otro color de base en las paredes.
  4. No tener en cuenta la función de las estancias: No pensar en la psicología del color y en el ambiente que deseas en cada estancia de la casa podría causar una mala elección.

¿Cómo elegir el color de las paredes?

 

¿Y qué colores nos hacen felices?

¿Sabías que la Universidad de Georgia, en Estados Unidos, ha investigado cuál es el color que nos hace sentir más felices? El 96% de los participantes se quedó con el verde, porque transmite calma y paz.

Combinarlo con el amarillo también es sinónimo de felicidad, pues este color es el más alegre del círculo cromático. Si no quieres abusar, puedes usarlo en complementos y accesorios. 

El mismo estudio de la Universidad de Georgia incluye el rojo como otro de los colores de la felicidad. Aunque, eso sí, según el tono, puede activarnos en exceso. 

Hemos visto que el azul es un color muy recomendable para pintar las paredes del dormitorios. Y, además, Pantone escogió este color como el oficial del optimismo. 

En el año 2018, el Ultraviolet fue el color favorito de Pantone. Según la marca, violeta y púrpura están asociados a la creatividad y riqueza pero también alivian tensiones y nervios.

Terminamos con el ranking completo de la Universidad de Georgia. Estos son los colores que más felices nos hacen: 

  • Verde: 96%
  • Amarillo: 94%
  • Azul: 80%
  • Naranja: 75%
  • Rojo: 64%
  • Violeta: 64%
  • Blanco: 61%
  • Negro: 19%
  • Gris: 7%

¿Cómo elegir el color de las paredes?

 

Esperamos haberte dado algunos consejos útiles para elegir el color de las paredes de tu hogar. Recuerda que en Nexdom somos especialistas en revestimientos y pinturas.