¿Has oído hablar del minimalismo en la decoración? Consiste en reducir al máximo el número de elementos de una estancia para que esta sea más funcional. En el caso de la decoración, optar por el minimalismo nos ayuda a conseguir espacios elegantes y diáfanos, estancias que respiran y que transmiten una sensación de orden y calma. Esta tendencia ha llegado también a la que tradicionalmente es la habitación más caótica de un hogar: la cocina.

Al entrar en una cocina minimalista, disfrutaremos de líneas limpias, elegantes y sencillas. Solo veremos lo fundamental y necesario, pero esto no quiere decir que no haya nada más. No es que los pequeños electrodomésticos, las vajillas y demás accesorios sean desechados, sino que quedan guardados dentro de los armarios y otros espacios de almacenaje. 

cocinas-minimalistas

Las ventajas de las cocinas minimalistas

¿Por qué está de moda el minimalismo en la cocina? Estas son sus principales ventajas:

  • Sensación de calma y orden: ¿Quién no se estresa nunca delante de los fogones? Tener invitados suele implicar preparar varios platos a la vez sin que se te queme ninguna elaboración y, a la vez, intentar que la cocina no quede hecha un desastre. Una cocina minimalista, al tener la cantidad mínima de elementos, siempre estará ordenada (al menos, a simple vista) y te transmitirá una sensación de calma.
  • Son modernas y atemporales: las líneas limpias y sencillas y los colores neutros nunca pasan de moda. Si no te gusta seguir las últimas tendencias, este estilo funcional es perfecto para ti.
  • Más espacio para cocinar: como se prioriza el almacenaje, las encimeras quedan más despejadas y se dispone de mucho más espacio.
  • Funcionalidad: gracias a la reducción del número de elementos, son mucho más fáciles de limpiar y de mantener ordenadas.

cocinas-minimalistas

4 formas de llevar el minimalismo a tu cocina

Si este listado de ventajas te ha convencido, a continuación veremos varias formas de conseguir un estilo minimalista en tu cocina:

  • Armarios grandes: Por mucho que queramos tener lo imprescindible, una cocina es para cocinar, así que necesitaremos ollas, sartenes y pequeños electrodomésticos. La solución a esta aparente disyuntiva es muy simple: basta con disponer de armarios grandes y espaciosos. Los chefs aficionados no tienen por qué renunciar al minimalismo en la cocina.
  • Colores neutros: los grises, los blancos e incluso los negros son los colores estrella de esta tendencia, debido a su sencillez y su elegancia.
  • Materiales funcionales: se utilizan materiales como el vidrio y el acrílico, que son más fáciles de limpiar.
  • Electrodomésticos integrados, lo que contribuye a la sensación de orden y limpieza.
  • Adornos mínimos: Si pensamos en una cocina tradicional, seguro que se nos vienen a la mente baldosas ilustradas o con cenefas, tarros con legumbres o juegos de café expuestos con fines decorativos. Es un estilo acogedor y con encanto, sin duda, pero si queremos una cocina minimalista buscaremos justo lo contrario: cuanto más despejado esté el espacio, mejor. Esto no quiere decir que tenga que ser aburrida: siempre podemos jugar con las texturas de las superficies, pintar una pared de un color que llame la atención y contraste con los tonos neutrales o incluso atrevernos con algún detalle más osado, como, por ejemplo, un grifo dorado.

¿Cuál es tu cocina ideal? ¿Qué prefieres, cocinas minimalistas, tradicionales o una combinación de ambas?

cocinas-minimalistas

Pide presupuesto