¿Quieres actualizar tu cocina y no sabes por dónde empezar? Para transformar el aspecto de tu hogar no siempre hacen falta grandes obras que generan elevados costes y molestias. En ocasiones, pequeñas intervenciones muy sencillas pueden crear un efecto sorprendente.

Dekton

La cocina, uno de los espacios de la casa con más vida familiar y social, puede mejorar mucho tras una reforma en profundidad, aunque este tipo de intervención implica una costosa inversión y molestias que incluso nos pueden obligar a dejar temporalmente la vivienda. Por eso, vale la pena pensar en propuestas mucho más sencillas y económicas con las que conseguirás que tu cocina parezca otra sin apenas obras.

Pinta las paredes… o los azulejos

Sustituir los azulejos puede ser una muy buena opción, aunque se convierte en una posibilidad cara que genera además demasiadas molestias y escombros. Por eso, se pueden utilizar alternativas mucho más sencillas y de efecto inmediato: Si tienes una pared pintada, haz que la pinten de otro color y transformarás completamente la imagen de tu cocina. Prueba con un juego de contrastes y colores atrevidos y conseguirás también mayor luminosidad. Igualmente, se pueden pintar los azulejos, un sencillo gesto con el que parecerá que se ha llevado a cabo una renovación total. Hoy, las pinturas para azulejos existentes en el mercado ofrecen muchas posibilidades para que, de manera rápida y económica, las baldosas de los años 70 y 80 luzcan como nuevas.

Vista general de la cocina

 

Papel pintado también en la cocina

En la zona office o como revestimiento en general, si colocas papel pintado, conseguirás que tu cocina parezca otra. Eso sí, hay que emplear papel vinílico cuya superficie plástica permita una fácil limpieza con un paño húmedo. Los vinilos adhesivos se han convertido en otra alternativa para dar un aire actual y moderno a las cocinas; se pueden aplicar sobre una pared lisa, sobre los azulejos o en la parte frontal de cajones, armarios o electrodomésticos. Una idea original y divertida, fácil de colocar y muy económica. Existen alternativas para todos los gustos.

La fiebre de la pintura de pizarra

La pintura de pizarra, que aguanta muy bien la humedad, se ha convertido en una moda. Se puede aplicar sobre una pared, sobre el mobiliario de cocina e incluso sobre la nevera y, además, permite luego escribir sobre ella con tizas, ideal si hay niños en casa.

Crea una zona office

Aunque no tengas mucho espacio, un pequeño rincón con una balda y una escuadra basta. Con unos taburetes, tendrás un lugar ideal para desayunos y meriendas.

Apúntate a la moda de los jardines verticales y las plantas también en la cocina. Decora con plantas crasas y cactus o diseña un original huerto urbano en pequeñas macetas. Una solución útil y decorativa.

Recuerda que los profesionales de Nexdom te pueden ayudar con las reformas de tu cocina.