Las últimas tendencias en diseños y propuestas de materiales para revestir las paredes de casa ofrecen multitud de soluciones que permiten renovar la apariencia del hogar, de forma sencilla y original.

En los últimos años, las paredes se han convertido en un elemento decorativo de gran importancia, más allá de la funcionalidad estructural o para separar espacios.

Las nuevas propuestas en interiorismo doméstico ofrecen soluciones más creativas y originales, perfectas para todo tipo de espacios. Además, se adaptan a multitud de ambientes ya sean de corte contemporáneo, rústico o clásico, gracias al uso de materiales y revestimientos novedosos y de actualidad, como el papel pintado, los revestimientos tridimensionales, las molduras decorativas o los paneles de lamas de madera, entre otros.

Molduras para espacios sofisticados

Las molduras decorativas clásicas en forma de cuarterones de distintos volúmenes y elementos decorativos en madera o yeso se presentan como una gran alternativa para diseñar espacios sofisticados y elegantes. En combinación con mobiliario de estilo contemporáneo y con el uso de tonalidades sobrias, aportan carácter señorial a cada espacio, ya sean salones, comedores, pasillos o dormitorios.

Se pueden emplear para zonificar ambientes en una misma superficie, enmarcar un papel pintado, crear zócalos y arrimaderos o decorar las puertas, entre otras aplicaciones.

Estas molduras están inspiradas en las decoraciones clásicas de las viviendas más distinguidas de principios y mediados del siglo pasado, con las que añadir personalidad y estilo de forma rápida y sencilla.

Paneles divisorios para separar ambientes

En una época en la que priman los espacios abiertos en lugar del exceso de particiones, se ha optado por diseñar elementos que permitan separar ambientes sin perder amplitud y visual global del espacio. Por ello, los paneles divisorios se han convertido en una gran alternativa para conseguir cierta privacidad en espacios diáfanos. Si estás pensando cómo separar ambientes en un espacio para darle una utilidad más eficiente, añadir un detalle de acento decorativo a una habitación, ocultar zonas o conseguir cierta privacidad, ya sea temporal o permanente, funcional o puramente decorativa, los separadores de ambientes o paneles divisorios son la solución que necesitas instalar.

Elige modelos independientes anclados a suelo y techo con elementos de distintas formas y volúmenes o piezas de lamas de madera articulables, que permiten orientar su apertura en función de las necesidades de cada momento.

Los paneles y tabiques divisorios corredizos cuentan con la virtud de distribuir el espacio en distintas zonas o duplicar los ambientes sin perder la perspectiva y la entrada de luminosidad. Ideales para espacios de pocos metros en los que se necesita crear ambientes privados o para viviendas de grandes dimensiones diseñadas como un solo espacio, una de las tendencias decorativas del momento.

Este tipo de elementos divisorios pueden estar fabricados en distintos materiales, como lamas de madera, PVC, cristal transparente, vidrio traslúcido, etc. Elegir un modelo fijo o móvil y orientable dependerá de las necesidades de cada espacio a zonificar.

Paredes de madera, calidez decorativa

La madera, en todas sus versiones y acabados, es uno de los materiales más utilizados en decoración, tanto para la fabricación de mobiliario como para pavimentos y revestimientos. En función del tipo de madera elegido y su colocación, conseguiremos acentuar un estilo u otro, ya que se trata de una propuesta muy versátil y adaptable.

En los últimos años, la madera se ha convertido en un elemento esencial para vestir también las paredes de ambientes de estilo contemporáneo; en forma de lamas estrechas rematadas con perfiles en la cara exterior y en tonalidades naturales. Este tipo de paneles para revestir las paredes aportarán calidez y naturalidad al espacio sin perder la esencia más actual y cosmopolita del ambiente, una de las claves del nuevo minimalismo.

Por otro lado, el uso de lamas de madera recuperadas, de distintos anchos y acabados envejecidos, conseguirá añadir personalidad a cualquier espacio. Además, las lamas de madera naturales pueden pintarse fácilmente en el color deseado, pudiendo ser renovadas cuando se considere necesario.

Si eliges el color blanco para pintar las tablas de madera, conseguirás mayor luminosidad y ligereza en el ambiente, mientras que las tonalidades más oscuras, perfectas para espacios más amplios o para marcar una pared de acento, servirán para diseñar ambientes más sofisticados y elegantes.

Como valor añadido, utilizar revestimientos de madera permite aumentar el aislamiento térmico y acústico del espacio para conseguir un ambiente más confortable y acogedor.

Las tablas de madera de palé son una solución muy empleada en ambientes de estilo nórdico o rústico, una propuesta original que puede instalarse tanto en paredes y techos en vertical, el tipo de colocación más habitual, que permite acentuar la verticalidad del espacio, o en horizontal, una tendencia que multiplica la sensación de amplitud.

Déjate asesorar por los profesionales de Nexdom para conseguir un espacio adaptado a tu estilo y que cubra tus necesidades.

Pide presupuesto