Sin duda, el papel pintado se ha convertido en un auténtico imprescindible en la decoración actual. La gran variedad de propuestas y motivos decorativos que ofrecen los distintos fabricantes añaden valor a este tipo de revestimiento, muy fácil de instalar, para renovar el aspecto global de una vivienda de forma rápida y económica.

Paredes de tendencia

Existen distintos tipos de papeles pintados. Los de papel, compuestos por papel y una base textil, son perfectos para colocar en espacios con poco tránsito, ya que son los más delicados, y se instalan mediante el uso de cola impregnada tanto en la pared como en el mismo rollo de papel. El papel pintado tejido no tejido (TNT), compuesto por una base textil y una capa de vinílico, es muy resistente al desgaste, la humedad y la incidencia de los rayos solares, por lo que es ideal para zonas de alto tránsito y espacios más delicados como la cocina, el baño, el pasillo, los dormitorios infantiles, etc.

Para su óptima instalación tan solo es necesario encolar la pared y aplicar directamente el papel; por último, existen los papeles pintados vinílicos, compuestos por una base de papel y una capa de vinilo. Son altamente resistentes y se pueden limpiar utilizando un paño húmedo. A diferencia del papel pintado TNT, en este caso, será necesario encolar el papel para su pegado en la pared. Algunos fabricantes ofrecen propuestas de papeles pintados vinílicos que pueden emplearse en zonas húmedas con alto grado de condensación como el interior de una bañera o ducha en el baño o, junto a la zona de aguas, en la cocina, una auténtica revolución en el campo del papel pintado.

La pintura sigue siendo uno de los recursos más empleados para renovar la apariencia de las paredes. Escoger el color adecuado dependerá del tipo de espacio, su amplitud y luminosidad natural. En ambientes de reducidas dimensiones o con poca entrada de luz natural, es recomendable elegir tonalidades claras que multipliquen ambos factores, de modo que parezca una superficie de mayores dimensiones, más luminosa. Los más atrevidos pueden optar por colores oscuros para marcar una pared de acento en combinación con tonalidades claras y neutras. Reservar los colores intensos y oscuros para ambientes amplios con una buena entrada de luz solar será lo más acertado.

Revestimientos 3D, tecnología en las paredes

Los revestimientos tridimensionales cerámicos se han convertido en una de las tendencias más importantes para vestir las paredes. Sus sorprendentes volúmenes y juegos de luces y sombras producen un maravilloso efecto que aportará una pincelada de singularidad a cualquier estancia.

Su uso no está destinado únicamente a cocinas y baños, sino que pueden instalarse en cualquier ambiente en tonalidades vibrantes para crear una pared de acento o en tonos marcadamente neutros, con blancos y negros como protagonistas absolutos, para diseñar paredes de impacto.

Los revestimientos 3D ofrecen multitud de posibilidades decorativas, desde grandes volúmenes a detalles geométricos que permiten jugar con la iluminación de distintas formas, para mostrar efectos sorprendentes, añadiendo textura y profundidad a la decoración interior.

Industrial, más allá del cemento pulido

Los espacios de corte industrial siguen siendo una de las propuestas más actuales. Las paredes juegan un papel fundamental para conseguir ambientes inspirados en este estilo, incluso en viviendas que poco tienen que ver con los característicos lofts con paredes de ladrillo visto. Utilizar revestimientos de hormigón, microcemento (mucho más versátil y fácil de aplicar que el cemento pulido), planchas de acero corten, y paneles corrugados o azulejos envejecidos añadirá el look industrial que estamos buscando. Este tipo de materiales técnicos pueden instalarse de forma más fácil de lo que podemos llegar a pensar. En la actualidad existen placas de poliuretano, muy ligeras y resistentes, que imitan el acabado y la textura de las auténticas placas de hormigón, como una solución decorativa perfecta para crear ambientes de este tipo. Además, son ideales para utilizar como aislamiento térmico y acústico.

Mármol, belleza y nobleza natural. Los revestimientos de mármol en gran formato o piezas combinadas revelan la belleza y singularidad de las paredes de cualquier espacio. Las nuevas propuestas de mármol se modernizan para poder utilizarse también en ambientes actuales.

El clásico terrazo se renueva. Una de las grandes apuestas decorativas para el 2019 es la reincorporación del terrazo como elemento de impacto en suelos y paredes. El peculiar acabado stracciatella, muy popular durante décadas por su bajo precio, resurge para convertirse en uno de los imprescindibles.

Recuerda que el equipo de profesionales de Nexdom pueden asesorarte y ayudarte a conseguir un espacio adaptado a tu estilo y necesidades.

Pide presupuesto