Renueva el aspecto de tu cuarto de baño siguiendo las últimas tendencias decorativas en estilos, materiales y mobiliario. Te contamos cuáles son los secretos para conseguirlo.

El estilo nórdico

Durante los últimos años, el estilo nórdico se ha convertido en una de las alternativas decorativas de mayor tendencia, incluso para vestir espacios como la cocina y el baño.

Originalmente, descubrimos el estilo nórdico a principios del siglo XX, en los países de la península Escandinava –Suecia, Finlandia y Noruega–, además de la vecina Dinamarca, como movimiento que se basa esencialmente en la funcionalidad y la simplicidad, ejes fundamentales para diseñar espacios en los que la luminosidad se convierte en la gran protagonista.

A diferencia de lo que podríamos pensar, el diseño nórdico actual se aleja del concepto de frialdad y minimalismo excesivo, con el que podríamos relacionarlo. Si este estilo encaja con tu idea de cuarto de baño, toma nota de estos sencillos consejos.

Luz a raudales

Procura aprovechar al máximo la luz natural disponible y utilizar con acierto la artificial, para crear un espacio más acogedor y confortable.

Elimina las barreras textiles, cortinas y estores de las ventanas para disfrutar al máximo de cada rayo de sol, y evita los colores excesivamente intensos apostando por propuestas en las que los blancos y grises sean los grandes protagonistas.

Blanco y gris, binomio ganador

Utiliza la gama cromática de blancos y grises para conseguir multiplicar la sensación de amplitud y luminosidad de tu baño, para los revestimientos, los suelos, incluso el mobiliario. Si quieres añadir un detalle de color, hazlo en los complementos textiles y accesorios, especialmente en tonos pastel, azules, amarillos, verdes y rosas, principalmente.

Carácter orgánico

La madera es uno de los materiales protagonistas de las decoraciones nórdicas, especialmente los acabados naturales, por lo que deberías utilizar madera si te gusta este estilo decorativo. Para la encimera, mobiliario, incluso complementos, como originales taburetes en forma de sección de tronco o gruesos marcos para el espejo principal, la madera será una de las mejores soluciones. Eso sí, procura elegir diseños ecológicos y sostenibles, conceptos fundamentales en la filosofía nórdica, especialmente respetuosa con el medio ambiente.

El estilo vintage renovado

El movimiento estético vintage conquista también espacios tan particulares como el baño para diseñar ambientes decorativos cargados de personalidad. Utiliza para ello elementos envejecidos, cuya belleza evoca de forma inmediata otros tiempos y otras formas de vida, tanto en mobiliario como en revestimientos y pavimentos.

Cerámica y bañeras

El concepto de cerámica tradicional recupera su prestigio, gracias a las nuevas tecnologías: azulejos en tres dimensiones, metalizados o cortes de apariencia artesanal se convierten en grandes aliados de estilo vintage. 

Si el espacio lo permite, elige una bañera exenta como pieza principal, funcional y decorativa. Reproducciones de antiguas bañeras de hierro fundido o piezas originales restauradas visten con acierto los baños vintage del siglo XXI.

El estilo mediterráneo

Si te gustan los ambientes cálidos y acogedores, la madera y los acabados naturales, el estilo mediterráneo se convierte en una de las mejores alternativas para diseñar tu cuarto de baño.

Elige tonalidades naturales, en blanco, beige, piedra y grises cálidos como base, sobre la que puedes añadir detalles más atrevidos, principalmente en azul, color característico del Mediterráneo que nos traslada a las islas griegas, Túnez o las Baleares.

Más madera

Se trata de uno de los materiales estrella de los ambientes de estilo mediterráneo: utilízala en forma de revestimientos o pavimentos, sin temor a la humedad y condensación que se genera en el cuarto de baño usando nuevos materiales de cerámica, laminados o vinílicos que imitan fielmente la textura y el acabado de la madera; se convertirán en tus mejores aliados.

La naturaleza invade el cuarto de baño

Escoge las plantas como elemento decorativo fundamental en baños de estilo mediterráneo. Procura añadir especies que sobrevivan correctamente a las condiciones del baño, estancia normalmente poco luminosa y húmeda. 

Cemento pulido

La particular textura del cemento se convierte en un elemento esencial para vestir los baños de estilo mediterráneo. Elige este acabado para diseñar un original mueble de lavabo o para revestir suelo y paredes de tu baño, en una tonalidad neutra, principalmente en grises, beiges y blancos.

Con estos consejos, un poco de imaginación y la ayuda de los profesionales de Nexdom, conseguirás el baño que siempre habías imaginado.