El dormitorio de los más pequeños de la casa debe despertarles la creatividad, las ganas de jugar y aprender pero, al mismo tiempo, debe ser su lugar favorito para relajarse y tener dulces sueños. Parecen muchos requisitos, pero con las decisiones acertadas podemos conseguir decorar una habitación infantil donde se sientan cómodos y seguros.

Decoración habitación infantil

¿Qué tener en cuenta para decorar una habitación infantil?

Tanto la zona de juego como la zona de estudio comparten espacio. ¿Cómo podemos separarlas? Para empezar, es importante saber que durante los primeros años, tendrá prioridad la primera. A partir de los cinco, habrá que dar prioridad a un rincón para hacer los deberes, leer o llevar a cabo otro tipo de actividades intelectuales. Un buen estímulo para que le guste estudiar es crear un espacio cómodo y agradable. Así pues, se recomienda contar con tres espacios diferenciados en la misma estancia: para jugar, para estudiar y para dormir. Para equiparlos correctamente, hay tres muebles que son imprescindibles:

  • Una  mesa: se aconseja que mida, como mínimo, 1,20 m de largo x 60 cm de ancho. Si tiene cajones, mejor.
  • Una silla: con una altura proporcional a la de la mesa y un respaldo alto.
  • Una estantería: así tendrá los libros ordenados y guardar otro tipo de detalles más personales.

La seguridad 

En las habitaciones de bebés, no necesitas muchos muebles pero sí contar con una zona blanda. Una alfombra y varios cojines pueden conseguir este efecto. Evita las superficies duras. A medida que vayan creciendo, la decoración de una habitación infantil irá cambiando o, mejor dicho, adaptándose al niño. Lo que nunca puede ignorarse es la seguridad. Es fundamental que todas las puertas funcionen bien o que no haya elementos deslizantes. Así estarás tranquilo mientras estén jugando.

Su color favorito

Los niños son capaces de saber qué color les gusta más. A la hora de decidir la pintura para su habitación, podemos hablarlo con ellos. Aun así, hay algunos consejos a tener en cuenta:

  • En la primera etapa, elige colores básicos y neutros. Los tonos más suaves favorecen el descanso de tu bebé. Las maderas claras son las más adecuadas para el mobiliario infantil. Si echas de menos los colores vivos, introdúcelos en los complementos y textiles.
  • Entre los 2 y 5 años, los niños ya identifican acciones, así que podemos reinventar las paredes con murales.
  • A partir de los 6 años: ya son muchos los cuentos que han leído y las historias que te habrán pedido antes de ir a dormir. En ese caso, puedes escoger murales más didácticos y creativos, para estimular su imaginación.

Con una base neutra en los muebles y paredes, se puede hacer que la habitación se adapte edad del niño. 

Ideas decoración para habitaciones infantiles

Las camas

A los hermanos les encantan las literas, pero pensando a largo plazo, es una de las opciones menos cómodas para hacer la cama. Lo cierto es que si hay poco espacio, son ideales pero, en ese caso, elige modelos convertibles, como las literas que se pueden desmontar, dividir en dos camas individuales y ponerlas separadas. Una alternativa que nunca falla son las camas nido, especialmente útiles porque son muy cómodas y porque con solo deslizar y levantar, ya tienen la cama preparada. 

La originalidad es cosa de niños

Ellos siempre nos dejan sin palabras con sus invenciones y sueños. Así que si hay una habitación de la casa que debe ser creativa, es la de ellos. Busca piezas diferentes y originales, como armarios que parezca las taquillas de los colegios, o un rincón de lectura con algunas bandas en la pared para apoyar los libros de frente y tener siempre a la vista, las portadas. Guarda los juguetes en cestos y coloca alguna pieza original para que se muevan un poco más, como unas anillas que cuelgan del techo. Recuerda que les encanta pintar así que una pequeña pizarra o un mural de corcho son ideales.

Ideas para decorar una habitación infantil

La decoración de una habitación infantil debe cumplir 3 requisitos: Inspirarnos, tener todo lo necesario y estar ordenada.

Pero si nos preguntas a nosotros, lo tenemos claro: sobre todo, no copies ideas ni intentes crear una habitación que hayas visto en algún lugar. Cuéntanos tus ideas y te ayudaremos a llevar a cabo la decoración de una habitación infantil. ¿La clave? Conseguir un dormitorio único. Al fin y al cabo, tu hijo es único y se lo merece.