Al planificar una reforma en casa, la idea de cambiar tabiques de sitio suele estar sobre la mesa. No todas las paredes se pueden tirar, claro, ya que algunas son imprescindibles para sostener el peso de la estructura, pero es relativamente fácil cambiar tabiques de sitio, lo que nos permite modificar el número de habitaciones o su superficie. Sin embargo, los tabiques no son nuestra única opción: las paredes de cristal tienen muchas virtudes, por lo que son cada vez más populares.

¿Necesitas más información en reformas integrales?

paredes-cristal

¿Cuáles son las ventajas de las paredes de cristal?

Las paredes de cristal harán de tu hogar un sitio mucho más luminoso, ya que no hay nada que ejerza de barrera ante la luz natural. Son perfectas en apartamentos pequeños y con poca luz, o para habitaciones que no tienen ventanas exteriores. Separan ambientes, a diferencia de los tabiques, permiten que pase la luz y hacen que las habitaciones parezcan mucho más espaciosas. 

Te interesa: ¿Cómo separar ambientes en casa?

paredes-cristal

¿Tragaluz o vidrio laminado?

Si queremos instalar una pared de cristal, tenemos dos opciones principales. La primera son los vidrios laminados de seguridad, que son dos o más láminas de vidrio que, al estar pegados con algún tipo de material plástico, lo hacen más seguro y resistente a los golpes. Con esta opción, la pared se convierte en una especie de ventanal. Su principal ventaja es que aumentan la sensación de espacio: Todo parece más grande y todo queda a la vista, como si fuera una especie de loft, pero sin las desventajas de los apartamentos de este tipo: los olores y los ruidos no salen de la estancia donde se produzcan.

Más inspiración: Reformas de inspiración mediterránea

paredes-cristal

Por otra parte, si lo que buscamos al instalar paredes de cristal es simplemente ganar luz natural, el tragaluz puede ser la opción perfecta. Al estar hechos con bloques de vidrio, las formas y colores de la habitación que hay al otro lado solo se intuyen, no se ven, así que los espacios siguen siendo íntimos a la vez que se benefician de la luz natural. 

También es posible optar por opciones intermedias, como cristales translúcidos, e incluso combinarlas con los tabiques, de forma que, en lugar de una pared de cristal, instalemos una especie de ventana que recorra toda la parte superior de la pared.

paredes-cristal

¿Qué te parece la idea de sustituir los clásicos tabiques con paredes de cristal? Si echas de menos tener más luz natural en casa, son la solución más evidente.  Cuenta con nuestro asesoramiento para tu proyecto, ¡pide presupuesto!