Si las viviendas que se basan en el modelo open concept están en auge, las cocinas abiertas al salón y/o al comedor también. Muchos son los motivos que nos hacen eliminar tabiques y unirlo todo: favorecen la funcionalidad, comunicación, luminosidad y amplitud espacial. Desde hace un tiempo, se han convertido en una de las propuestas de tendencia más demandadas, tanto en casas como en pisos. Integrar los distintos ambientes en una sola superficie es la clave para disfrutar de un espacio bien aprovechado, auténtico corazón del hogar.

¿Buscas más inspiración? Descubre nuestras propuestas decorativas para la cocina

Cocina abierta modular con isla y barra de madera en un plano superior a la encimera y zona de comedor exenta.

Además, en los últimos años la cocina se ha convertido en el centro de la convivencia de un hogar. Esto se debe, en gran parte, a que en muchas obras de reforma se proponen cocinas integradas en el salón y el comedor, de manera que la zona de día queda totalmente abierta, luminosa y perfectamente comunicada. Se eliminan tabiques y divisiones para crear cocinas que seducen. 

¿Qué armarios escojo? ¿Pongo barra o isla? ¿Qué materiales harán combinarán mejor con los muebles del salón? ante la pregunta de si abrir o no abrir, nosotros te proponemos que disfrutes leyendo este artículo mientras descubres si las cocinas abiertas están hechas para ti.

¿Por qué gustan tanto las cocinas abiertas?

Un espacio más social

Este cambio de planificación y distribución permite crear una zona de día en la que todos los integrantes de la familia conviven en un mismo espacio y participan en las distintas tareas y actividades que se organizan para crear un espacio más social. Porque no se trata solo de vivir en una misma casa. No hay nada como compartir momentos, espacios, recuerdos día tras día.

Continuidad

La clave para integrar una cocina abierta con el resto de la casa es emplear los mismos materiales y colores en sus muebles que en el resto de la la decoración del comedor. Aun así, si quieres delimitar la cocina y mantener el concepto abierto, un buen recurso es apostar por dos tipos de suelo. Otro consejo para que todo quede más integrado es usar muebles blancos y sin tiradores.

¿Y qué suelos escojo? En la cocina solemos recurrir al uso de fuertes desinfectantes o limpiadores, sin hablar de otro tipo de incidencias que podrían estropear los materiales más sensibles como mármoles o entarimados de madera. Como posible alternativa, te proponemos colocar en la zona de cocina un embaldosado cerámico, que resiste frente a la abrasión. Si quieres mantener un pavimento continuo, existe la opción de embaldosar todo el espacio con alguno de los nuevos diseños cerámicos que imitan la madera. En cualquier caso, lo mejor será estudiar tu vivienda y adaptar la solución.

Luminosidad y amplitud

Del mismo modo, al eliminar tabiques y particiones intermedias se consigue ganar en espacio y luminosidad, ya que se aprovecha la fuente de luz natural que proviene de estancias principales como el salón y el comedor.

Lógicamente, gracias a una buena distribución de los distintos ambientes se consigue ganar en amplitud, ya que las circulaciones y zonas de paso, adecuadamente estudiadas y calculadas, permiten aprovechar los metros disponibles al máximo.

Cocinas en blanco y azul: ideas para crear una cocina luminosa

Cristaleras: ¿por qué no?

A pesar de los encantos y las ventajas de las cocinas abiertas, si todavía no lo tienes claro,  puedes decidirte por instalar algún elemento acristalado de separación. Unas grandes hojas correderas, por ejemplo, o los originales sistemas plegables con marquetería lacada en blanco, negro o cualquier color que te guste. Así, tendrás un espacio que se adapta a tus necesidades.

La esencia de la arquitectura 

También podemos recurrir a los arcos o pórticos que hacen la función de frontera visual. En Nexdom nos gusta jugar con la arquitectura e introducir todo su potencial en casa. Además, para dar la sensación de ambientes diferentes, podemos crear un techo con molduras o vigas en el comedor y separarlo de la cocina.

Una distribución acertada

Disfrutar de una zona de comedor de diario en forma de barra o como office incorporado que funciona también como elemento de transición entre los distintos ambientes precisará de un estudio de la distribución global, tanto de las piezas que integran la cocina, como de la ubicación del salón y el comedor.

Más ideas para distribuir el espacio: cocinas ocultas y mobiliario flexible

Islas de cocina. Un elemento (casi) imprescindible

Las islas de cocina son una pieza prácticamente indispensable en las cocinas abiertas, especialmente en aquellas que cuentan con una superficie considerable. ¿Cuáles son sus ventajas?

  • Contar con una superficie de trabajo extra
  • La incorporación de la zona de fuegos y/o aguas en la isla de cocina
  • La integración de una zona de comedor de diario en forma de barra con taburetes, a la misma altura que la encimera o en un plano superior o inferior, utilizando el mismo tipo de materiales, para crear un espacio equilibrado o distintas alternativas para diseñar un ambiente más rompedor.

Definir la funcionalidad de la isla de cocina

Concretar cuál será la función que debe cumplir la isla de cocina será uno de los factores claves para diseñar un elemento realmente práctico y bien aprovechado, y dependerá principalmente del espacio disponible. Instalar la zona de aguas o de fuegos en la isla precisará de una superficie de mayores dimensiones, mientras que si se emplea como zona de trabajo extra y para crear un office con barra, será necesario dar prioridad a la zona de asientos, sin que se necesite una capacidad superior. 

Más inspiración para cocinas abiertas con barra en este artículo

Cuestión de medidas

Por lo general, será suficiente con dos armarios opuestos de 60 cm de fondo, que cubren la mayoría de las necesidades de la parte inferior de una isla. En cuanto a la longitud de la isla, dependerá de si se integrarán electrodomésticos como fregadero, lavavajillas y zona de cocción, caso en el que debería medir al menos 210 cm de largo. Si por el contrario no se van a incluir estos elementos, con 120 cm habrá suficiente.

Para las islas de cocina con zona de barra, se tendrá que calcular correctamente la altura para poder sentarse cómodamente. Escoger los taburetes o sillas y medirlos bien permitirá acertar con los más confortables. Para los taburetes bajos, la altura de la isla deberá ser de 90 cm, y para los altos, de 110 cm.

Si tienes dudas sobre cómo aprovechar al máximo tu cocina, recuerda que los especialistas de Nexdom están a tu disposición para darte un asesoramiento personalizado. Porque aunque las cocinas abiertas se basen en estas claves,  queremos que la tuya sea única. ¿Te animas?

Pide presupuesto