Hierro, hormigón, ecléctico, paredes de ladrillo y vigas a la vista. Estas palabras son sinónimo de uno de los estilos más atemporales y más creativos. La decoración de estilo industrial nos inspira con cada uno de sus elementos y ya no solo la vemos en lofts. Apartamentos y casas de todo tipo siguen sus claves para sentir su esencia y vivir en un hogar único. Descubramos sus características principales.

Decoración de estilo industrial

¿De dónde viene la decoración de estilo industrial?

En Estados Unidos, durante los años 50, los artistas salían de la ciudad en busca de espacio para crear sus obras. Así fue como comenzaron a instalarse en fábricas abandonadas, los lofts de hoy en día. Estos espacios industriales se llenaron de vida e historias además de cambiar radicalmente gracias a su decoración.

Claves decoración industrial

Las claves de la decoración de estilo industrial

  • Respeta y conserva los elementos estructurales. Paredes de ladrillo, tuberías vistas, vigas en el techo, columnas de hierro u hormigón… Esto es lo que hace que el espacio sea único. El primer paso es no enmascarar ni ocultar los materiales de construcción.
  • Los artistas bohemios no tenían mucho presupuesto para decorar los lofts, por eso había pocos muebles. Esta sobriedad se ha mantenido y es una de las características básicas del estilo industrial. Menos es más. Eso sí, el salón es la parte más importante y los muebles, los grandes protagonistas. Los vemos con una estética retro y vintage, propia de muebles de anticuario.

Estilo industrial para decorar

  • Y es que el estilo vintage es un buen aliado en este tipo de decoración y juntos, son la fórmula ganadora. Las piezas antiguas siempre añaden personalidad y calidez a unos espacios que suelen ser diáfanos y desnudos.
  • La madera también tiene presencia en este estilo. Eso sí, en su forma más natural. Ni decapados, ni lacados, ni barnices. 

Decoración de estilo nórdico

Decoración de estilo mediterráneo

  • Los colores más representativos son los blancos, grises, beiges y negro. Un buen recurso es utilizarlo como color de contraste. El motivo es que están muy relacionados con los materiales usados. 
  • Elige una pieza icónica. Las sillas Tolix, por ejemplo, o los sofás chéster se reconocen enseguida con este estilo. Es una forma de conseguir que tu hogar respire un look industrial.
  • Las pautas para la iluminación están muy claras y destacan  grandes lámparas de techo, apliques de cobre, esferas de cristal, o presencia de bombillas de estilo Edison.

Ideas de decoración industrial

  • Las ventanas XL se quedan desnudas, sin cortinas. De esta forma, no solo disfrutamos de las vistas sino también apreciamos mucho más otras características de este elemento como el cerramiento. Cuánto más industrial, mejor.
  • Si estás pensando en pasarte a este estilo, un buen paso es crear espacios diáfanos. Son la clave y el punto de partida para todo lo demás. Prescinde de tabiques innecesarios para crear un espacio continuo. Otra opción es sustituir tabiques convencionales por cerramientos de acero/hierro y cristal.

Decoración industrial ideas

Pídenos más información si quieres adaptar tu casa a este estilo. Lo que está claro es que no hace falta ser artista para caer rendido a este estilo ni tampoco vivir en un loft, porque la decoración industrial se adapta a cualquier vivienda que quiera sentir su magia.