Una chimenea siempre suele ser el centro de atención y de la distribución de un salón. Todo gira a su alrededor, desde los muebles que están dispuestos para contemplarla, hasta la decoración del resto de la estancia.

¿Tu salón no tiene chimenea? ¡Podemos solucionarlo con una reforma!

A los salones con chimeneas se les puede sacar partido en cualquier época del año. Lógicamente, en los meses más fríos, harán de nuestro hogar un lugar más cálido y reconfortante pero después, podemos reinventar las chimeneas y darle otro uso más decorativo. En este artículo, te lo vamos a demostrar. ¡Que se encienda la inspiración!

¿Cuáles son las ventajas y desventajas de tener una chimenea en el salón?

Las ventajas estéticas de la chimenea son más que evidentes: ella sola se basta para convertir cualquier salón en una estancia de lo más acogedora. Pero tiene muchos otros puntos positivos, como los siguientes:

  • Para los meses más fríos, es una de las mejores fuentes de calor que existen. No solo sirve para calentar todo el salón, sino que, según su ubicación y las características de la vivienda, el calor puede llegar a extenderse a todas las habitaciones.
  • La calefacción es cara, así que se trata también de una alternativa bastante más económica. No podemos olvidar que el salón suele ser el corazón del hogar, el lugar donde más tiempo compartimos, así que, muchas veces, con tener el salón caliente es suficiente. Con una chimenea, en muchas ocasiones podremos prescindir de encender la calefacción. Por otra parte, el ahorro energético va todavía más allá, ya que el fuego sirve también como iluminación.

Salones con chimeneas: ideas

Sin embargo, las chimeneas también tienen sus desventajas, y conviene tenerlas en cuenta antes de construirla. Como con cualquier otro elemento que construyamos en nuestro hogar, antes de ponernos manos a la obra debemos asegurarnos de que se adapte a nuestras necesidades y nuestro estilo de vida.

  • El fuego puede ser peligroso, así que debemos asegurarnos de que nuestra chimenea esté bien aislada y de que cerca de ella no haya nada que pueda prenderse si saltan chispas. Además, debemos tener especial cuidado si tenemos niños pequeños o animales que tal vez no sean conscientes del peligro. Las chimeneas cerradas, de las que te hablaremos más adelante en este mismo artículo, pueden ser una buena alternativa.
  • Para instalar una chimenea, necesitaremos también contar con un espacio para almacenar la leña que sea bien seco, ya que no podremos encender un fuego con leña húmeda. 
  • Requiere de un cierto mantenimiento: tendrás que ir retirando la ceniza y el hollín que se va acumulando.

Salones con chimeneas: ideas

En definitiva, la chimenea es un elemento ideal para los amantes del calor del fuego en el invierno, para aquellos que disfrutan pasando el tiempo en su acogedor salón… Pero puede llegar a hacerse un poco pesado para quienes lleven una vida más activa y no quieran que el mantenimiento del hogar ocupe más tiempo del estrictamente necesario.

La chimenea es un elemento estético impresionante en cualquier salón, así que, si te hace ilusión tener una, no dejes que estas desventajas te desanimen. ¡Sigue leyendo para ver opciones e inspiración sobre salones con chimenea!

Inspiración para salones con chimeneas

El punto central del salón

Allí donde haya una chimenea, tenemos un punto de atención y por esta sencilla razón, la distribución de un salón gira a su alrededor. Es inevitable. De repente, todos los muebles están pendientes de este elemento y se ubican para no darle la espalda porque, como todos sabemos, los momentos mágicos están más que asegurados. 

El microcemento es uno de los pavimentos que cada vez se utiliza más. Así resultan mucho más contemporáneas y ligeras que los modelos más clásicos. Sin embargo, la madera nunca falla. Por eso la seguimos viendo en tonos más naturales o bañadas totalmente en blanco, para que queden más integradas en el salón. En este caso, la chimenea se puede enmarcar entre estores de lamas: una solución para darle un toque muy elegante al estilo rústico.  Otra combinación que nunca falla es la suma de piedra en la base de la chimenea, toques de madera y fibras naturales. 

Salones con chimeneas: ideas

Apuesta por la madera para dar un toque de calidez a tu hogar

Las embocaduras hacen que cualquier chimenea sea mucho más elegante. Si quieres embellecer la tuya, esta solución es perfecta. La mayoría son de estilo clásico pero se pueden adaptar y personalizar. 

Las chimeneas más modernas presentan nuevas soluciones y diseños como el cerramiento de cristal, una de las propuestas que encaja en los ambientes más modernos. Y claro, menos polvo para el salón si eso es lo que más te preocupa pero la misma sensación de calidez.

En ocasiones, hay esquinas que pasan desapercibidas. ¿Cómo podemos darles más protagonismo? Construyendo una chimenea y creando un rincón a su alrededor, con una mesita auxiliar y una butaca, para ganar un extra de calidez. 

¿Nuestro consejo? Hazte con una alfombra original para dar calidez y un toque de diseño al salón

Si lo que te preocupa es la higiene, la solución es una chimenea cerrada, por ejemplo, con cristal.  Así evitarás que la ceniza ensucie el mobiliario y el suelo. 

Salones con chimeneas: ideas

Pero una chimenea apagada también tiene su encanto. Añade calidez en cualquier momento del día colocando un conjunto de velas cilíndricas de distintas alturas. Y en la repisa, no olvides jugar con velas, cuadros o plantas. Todos estos elementos de decoración son bienvenidos porque añaden personalidad fácilmente. 

Mármol es sinónimo de elegancia. Y así son las chimeneas que incluyen este material. Inspiradas en diseños clásicos y más geométricos, suelen incorporar volutas o ornamentos. Las podemos encontrar en tonalidades blancas, beiges, rosáceas y, en los hogares más atrevidos, negro.  

Inspiración: decoración estilo Memphis

Salones con chimeneas ideas

Otra forma de decorar salones con chimenea

¿Por qué no adaptamos la decoración de tu chimenea a la época del año? Puedes darle un total look otoñal con una guirnalda de hojas de eucalipto, velas y mini calabazas pintadas de blanco. Una fórmula perfecta para las tardes de sofá y manta. 

 La zona inferior de la chimenea también se puede llenar de inspiración. Si no vas a encenderla, juega con cojines y un plaid dentro de un palet de madera, siempre en la misma gama cromática, para conseguir un rincón muy acogedor. 

Y, en verano, cuando no la enciendes, también es un elemento decorativo que aporta mucha personalidad. Puedes colocar guirnaldas de colores o incluso convertirla en un rincón que llenar de plantas hasta la llegada del invierno.

Salón con chimenea

¿Buscas un salón que aporte tranquilidad? ¡Lo tuyo es la decoración minimalista!

Las chimeneas son ideales para crear un salón elegante

Podemos rodear la chimenea con estanterías de obra en la misma pared. Así, la estructura esconderá el tiro de la chimenea y tendremos espacio extra de almacenaje. Nos referimos a la clásica boiserie, que se construye totalmente a medida y es personalizada. Atemporal, elegante, actual. Estas librerías clásicas y simétricas, de las que existen muchas posibilidades, se pueden hacer de madera pero también combinando pladur y DM.

Y dentro de las chimeneas, también hay distintas formas. Si las cuadradas  suelen ser más tradicionales y urbanas, las rectangulares son más rústicas o modernas. Se caracterizan porque no suelen tener embocadura y se rematan con materiales como base de piedra, pared de hierro, repisa ancha de madera. ¿Qué opción te gusta más?

Salones con chimeneas: ideas

¿Tienes un gran salón? Entonces es la oportunidad para instalar la chimenea en el centro y una gran campana de hierro. Podemos colocar los muebles alrededor de ella o dejarla como separador de ambientes. Sea como sea, llamará la atención seguro. 

Para que una chimenea mantenga el diálogo entre dos estancias, es importante que se proyecte del mismo color que el resto de las paredes. 

Lo más importante es construir una chimenea que encaje con el carácter del salón y del resto de la casa. Si vives en una casa grande con jardín de estilo tradicional, una chimenea más rústica puede ser una buena opción, mientras que si el estilo de tu hogar es más moderno y minimalista, una chimenea sencilla de microcemento es una de las mejores opciones.

En aquellos salones donde predomina el color, también se puede seguir la misma línea decorativa con la chimenea. Tan sencillo como personalizar el frente con una tonalidad, que enmarcará y resaltará la calidez de la chimenea con un punto de color.

¿No sabes dónde guardar la madera? El dilema se soluciona si creamos un compartimento lateral en la chimenea para dejar expuesta la leña.

Y en Navidad…

  • Apuesta por los tonos metalizados. Dorados y cobrizos se combinan entre un lecho de ramas verdes decoradas con piñas naturales. 
  • Si prefieres algo más clásico, opta por una guirnalda verde o roja entrelazada con otra luminosa. 
  • Si encima de la chimenea tienes un espejo, coloca el árbol justo enfrente de él para que se refleje.
  • Llena la repisa de estrellas, todo un símbolo navideño. Elígelas de diferentes materiales y tamaños y alguna con luz, para que haya más magia todavía. 
  • Y si no tienes repisa, puedes colgar en la pared una corona verde con bayas blancas o rojas. Menos es más y el resultado es igual de fantástico.

Ideas de salones con chimenea

Es la manera más elegante de calentar un espacio. La vida alrededor de este elemento tiene algo mágico e irresistible para grandes y pequeños. Por eso nos encanta construir salones con chimeneas, porque sabemos que sus propietarios vivirán muchos momentos especiales. 

¿Quieres tomarte la vida delante de una chimenea? Cuéntanos cómo te imaginas la tuya y la haremos realidad. ¡Pide presupuesto!

Pide presupuesto