Pide presupuesto
Ver proyectos

Tener una buhardilla es como tener un tesoro en casa. Por eso, cuánto más partido le saquemos, mejor. Una de las dudas más frecuentes es cómo podemos aprovecharlas en distintos usos. Con una distribución acertada o la elección correcta de los muebles, este espacio puede ser desde una sala de juegos, una zona de descanso o de estudio. Incluso durante el confinamiento, muchas buhardillas también se han convertido en un gimnasio. En este artículo encontrarás la inspiración necesaria para decorar buhardillas y vivirlas con tu familia.

¿Quieres aprovechar al máximo tu buhardilla? ¡Apuesta por una reforma integral!

Ideas para decorar buhardilla

¿Qué tener en cuenta para reformar una buhardilla?

Cuando piensas en una buhardilla, seguro que se te viene a la mente el clásico desván de película, lleno de baúles y trastos viejos y polvorientos. Una habitación así tiene encanto y misterio, sin duda, pero ¿por qué no aprovechar mejor ese espacio y convertirlo en un lugar en el que nos apetezca pasar el tiempo? Una buhardilla bien decorada tiene muchísimas posibilidades.

Sin embargo, tampoco se puede decorar de cualquier manera y, debido a sus características, es todavía más importante que tengamos en cuenta la estructura de cada una de ellas. De lo contrario, ¡será muy difícil sacarle partido!

Buhardillas con encanto decoración

Antes de darte unas cuantas ideas para llevar tu buhardilla al siguiente nivel, veamos qué cosas debes tener en cuenta:

La superficie

Como en cualquier otra estancia, lo primero que debemos hacer es medir la superficie de nuestra buhardilla. Tal vez tengas en mente convertirla en una habitación de invitados… Pero ¿seguro que cabe una cama de matrimonio? Antes de hacer ningún plan, es mejor tener muy claro con qué base contamos.

La forma

A veces, las buhardillas tienen una forma particular, como un triángulo o un trapecio, ya que están justo debajo del tejado de la casa. Es importante que la analicemos bien y pensemos qué vamos a hacer con ella, ya que podemos utilizarla en nuestro beneficio, ya sea aprovechando el espacio, colocando estanterías hasta el techo o simplemente utilizándola como una guía para colocar los muebles. Siguiendo con el ejemplo de la habitación de invitados, si tenemos una buhardilla en forma triangular, en términos de composición, siempre será más adecuado y geométricamente agradable colocar la cama de matrimonio en medio, de forma que la parte superior del triángulo quede por encima de la cama.

nexdom-reformas-integrales

La luz

Las buhardillas pueden ser estancias bastante oscuras, así que es importante pensar en la luz. Si solo dispones de una pequeña ventana, quizá merezca la pena revisar si es posible obtener un permiso para añadir alguna otra ventana o un tragaluz.

La temperatura

Finalmente, ¡no olvides que la buhardilla suele ser el lugar más extremo de la casa en términos de temperatura! Es la estancia más alta y desprotegida, lo que hace que se noten más el frío, el viento… ¡y el sol! Algunas buhardillas pueden ser realmente calurosas en verano. Es importante analizar estas cuestiones porque, según qué uso quieras darle, necesitarás instalar la climatización adecuada.

Buhardillas con encanto decoración

Claves para crear una buhardilla con encanto

El vestidor soñado

Si necesitas espacio extra de almacenaje, la buhardilla es el destino ideal para crear un vestidor.  Elige muebles de capacidad que sean modulares y ten en cuenta la inclinación del techo. Los muebles a medida o de obra siempre son la mejor opción para conseguir el resultado final que buscamos. Las buhardillas de formas desiguales son la mejor opción para un vestidor, ya que nos permitirán separar los distintos espacios de forma orgánica. Si tienes bastante luz, ¡puedes incluso instalar un tocador!

Más ideas: apuesta por un vestidor abierto

Un baño con vistas

Aunque supone todo un reto,  convertir una buhardilla es un baño es una idea atrevida y acertada. Puedes aprovechar para ir más allá y crear un lugar de mimos y cuidados mucho más completo. Te recomendamos esta opción si tienes un aseo pequeño y quieres otra zona para tener más amplitud en los momentos de más privacidad. 

Una buhardilla es practicable cuando la parte más alta del techo no mide menos de dos metros.

Decoración de buhardillas

No olvides los revestimientos

Si quieres más calidez en tu buhardilla, las vigas son el elemento que más personalidad aportan. Si son de madera natural, mejor. Pintadas en blanca, crearán buhardillas visualmente más amplias. 

Mirada hacia arriba

Los vanos en los techos son perfectos, tanto para aportar ventilación como para tener una fuente de luz natural. Eso sí, esta obra se puede llevar a cabo solo si se dispone de potestad sobre el propio tejado. 

El estilo industrial puede ser una idea de decoración perfecta para una buhardilla.

Decorar una buhardilla

Lo más importante es pensar el uso que se va a dar al espacio. Por ejemplo, si la buhardilla se convierte en salón, bastará con un sistema de iluminación adecuado pero si la convertimos en suite, se deberán añadir conducciones de agua y evacuación.

Ideas de decoración para buhardilla

Tu biblioteca soñada

Una buhardilla puede ser el espacio perfecto para construir la biblioteca que siempre soñaste, con estanterías que lleguen del suelo al techo. Las estanterías son el mueble perfecto para este tipo de habitaciones por lo sencillo que resulta adaptarlas a las formas triangulares o trapezoidales que suelen tener los techos. Además de las evidentes ventajas estéticas (¿hay algo que guste más a un amante de la lectura que una pared repleta de libros?), es la mejor forma de aprovechar el espacio, que suele ser lo más difícil a la hora de decorar una buhardilla. 

Después de las estanterías, lo que nos faltará para disfrutar de la biblioteca es un buen sofá. Para esto, es importante colocarlo en un lugar donde haya luz natural, para poder aprovecharla.

Para la decoración de las buhardillas, la distribución de los muebles es esencial, y un sofá o sillón es la forma perfecta de aprovechar el espacio que hay debajo de las ventanas o tragaluces inclinados. 

¡Hora de jugar!

Para que los niños crezcan divirtiéndose, te proponemos convertir este espacio en una zona de juegos y sueños. Decora con cajas multiusos con ruedas, para poder moverlas, personaliza las estanterías, añade calidez con una alfombra y apuesta por líneas rectas y colores neutros y suaves. Son la combinación perfecta para que no pase de moda y se adapte al paso de los años. Eso sí, ten cuidado con la seguridad. La buhardilla es el lugar más alto de la casa y, además, las escaleras que llevan a ella suelen ser siempre un poco más empinadas y peligrosas que las demás. Tenlo en cuenta antes de convertirla en una sala de juegos e instala las medidas de seguridad necesarias, tanto en la puerta de la buhardilla como en las escaleras.

Decoración de buhardillas

Un despacho perfecto

Y si en la familia no hay niños, en lugar de convertir la buhardilla en un salón de juegos, podemos transformarla en un despacho, sobre todo ahora que el teletrabajo está a la orden del día. Es la habitación perfecta para ello, ya que tendremos un espacio de trabajo alejado de los ruidos del salón o la cocina en el que podremos concentrarnos mejor. También es una buena manera de tener un lugar para trabajar alejado del resto de la casa, y así establecer espacios separados para el ocio y las obligaciones.

Una habitación de invitados

Si ya dispones de habitaciones suficientes para cubrir todas tus necesidades, o si tu buhardilla es demasiado pequeña para instalar un despacho o una biblioteca, siempre puedes convertirla en una habitación para invitados. Aunque el espacio sea limitado, seguro que tienes sitio para una cama de matrimonio o un sofá cama. Con un color bonito para las paredes y un par de almohadones a juego, conseguirás un dormitorio sencillo y acogedor. Además, al estar separado del resto de la casa, tus amigos o familiares podrán tener intimidad cuando vengan de visita… Y, de paso, ¡tú también!

En Nexdom, pensamos que cada buhardilla debería contar una historia y nosotros te ayudamos a construir el punto de partida para que luego, te quede la mejor parte: disfrutar de este lugar con los tuyos. 

Pide presupuesto